La confesión de Pigmalión.

“… un hombre debe confesarse cuando se acerca su hora… me confío a Dios para que, en su infinita sabiduría y misericordia, perdone mis actos que, aunque aberrantes e inhumanos, fueron motivados por el sentimiento más puro que le ha sido concedido sentir al hombre: El amor.”

Leer más La confesión de Pigmalión.
Anuncios

Nóatún.

“… las mareas arrastraban drakkars enteros hasta la cuenca… Eran los vestigios de un pasado en el que los dioses proveían y ellos agradecían.”

Leer más Nóatún.